Perro peruano sin pelo

Las primeras “noticias” de este singular ejemplar, aparecen en el Perú en las culturas pre incas como Chavín (800 a.C.), Moche (600 d.C.), Wari (700 d.C), Vicus (300 d.C.), Chimú (1,100 d.C.), Chancay (1,100 d.C) e Inca (1,450 d.C.). Eran representados en huacos a los que se les daba diferentes usos como silbatos y vasijas, en escenas cotidianas como un parto, una madre amamantando a sus cachorros; confirmando de esta forma que eran los acompañantes consentidos de los antiguos habitantes. Grabados del cronista indígena de la época del Virreynato, Felipe Huamán Poma de Ayala nos muestran diversas gráficas del perro peruano sin pelo.(1)

Ya en 1987, el arqueólogo peruano Walter Alva, descubrió en Huaca Rajada (Departamento de Lambayeque), la tumba del Señor de Sipán, dentro de una caja mortuoria, acompañado de los restos de dos de sus concubinas, ocho sirvientes y un perro.

Por otra parte, María Reiche, arqueóloga y matemática alemana, célebre por sus investigaciones y conservación de las líneas de Nazca, en su libro “Contribuciones a la Geometría y Astronomía en el Antiguo Perú”, manifiesta la posibilidad que el perro peruano sin pelo esté representado en una de las milenarias líneas.(2)

Reconocimiento internacional

En 2013, la Federation Cynologique Internationale (FCI) con sede en Bélgica, organismo encargado de regir y fomentar la cinología (canofilia) en todo el mundo y que a su vez rige las normas de cría de perros, reconoció y registró al perro sin pelo del Perú mediante la nomenclatura de razas número 310. Lo ubicó en el grupo 5, perros tipo spitz y tipo primitivo, que no se origina por la mezcla de otras razas ni ha variado sus características morfológicas en miles de años, una raza pura que se originó en Perú.(3)

Por su parte el Congreso de la República del Perú, mediante el Decreto Ley N° 27537 del 22 de octubre de 2011, incluyó a esta raza como patrimonio de la nación peruana y reconoce su calidad de raza oriunda.

Características bien definidas

La característica más resaltante, es la falta de pelo en forma total o parcial, debido a la hipoplasia ectodérmica. Sin embargo, está permitida la presencia de poco pelo en la cabeza y parte inferior de las patas. En cuanto al color del pelaje puede variar entre blanco, gris, amarillo o negro, también puede presentarlo a modo de lunares, pequeños mechones de pelo, pero es todo lo que el estándar oficial permite.

En cuanto a los colores de la piel, son variados: gris (de claro a oscuro), negro, cobre, rosado y manchado. Criadores expertos sostienen que estos matices tienden a variar de acuerdo al clima: se broncean en verano debido al exceso de sol y en invierno se decoloran, pudiendo ocurrir, por ejemplo, que el perro que es gris en invierno se vuelva negro en verano y el que es casi rosado se vuelve marrón, lo que hace necesario tomar las precauciones debidas, tal como si se tratara de la piel de una persona.

No todos los ejemplares son de color entero, ya que pueden presentar manchas de tamaño intermedio, grande o pequeño en las patas, lo cual es aceptado dentro del estándar.

El Kennel Club Peruano, afiliado a la FCI, reconoce tres tamaños, medidos desde la altura de la cruz del lomo al piso:

  • Pequeño, de 25 a 40 cm.
  • Mediano, de 40 a 50 cm.
  • Grande, de 50 a 65 cm.
  • (1)

    La temperatura de estos animales fluctúa entre 39 y 42 grados. Es decir, un promedio de tres grados más de lo normal a comparación de otros canes. Da la sensación de mayor temperatura por tener la piel desnuda, lo que produce que el calor de su cuerpo se sienta directamente. Sin duda, un sistema de calefacción muy tierno para los días más fríos.

    Al contacto con su cálida piel, se le atribuye propiedades curativas, especialmente en problemas reumáticos y bronquiales como el asma, basta con abrazar al perro y permanecer así un lapso de tiempo para sentir una agradable mejoría.

    Otro factor positivo, es que por la falta de pelo no transpiran y en consecuencia no huelen mal.

    Ingeniosos, tranquilos, pero muy inteligentes; la obediencia es una de sus virtudes más destacadas, pues son capaces de seguir órdenes. Son excelentes guardianes por cuanto poseen un agudo sentido del oído.

    En lo concerniente a su carácter son amorosos, sociables, entusiastas y juguetones, ideales debido a la compañía y protección que proporcionan a los niños en casa, mientras juegan con ellos, con interminable paciencia.

    Lo mejor de todo es que esta especie puede criarse tranquilamente en casa sin temer a las alergias, la muda de pelaje o las pulgas; cualidades estas que lo convierten en la mascota ideal.


    Fuentes:

    (1)http://www.arqueologiadelperu.com.ar/pspp.htm

    (2)http://www.peruecologico.com.pe/fau_perrosinpelo_1.htm

    (3)http://www.fci.be/es/nomenclature/PERRO-SIN-PELO-DEL-PERU-310.html

Puntaje: 
Sin votos aún